Militantes obreros

PRESENTACIÓN:

Militantes ObrerosHace años, don Tomás Malagón, de acuerdo con la Comisión Nacional de la HOAC, recopiló y ordenó los artículos que, para los militantes obreros cristianos, a lo largo de los años, había ido publicando Guillermo Rovirosa en el “Boletín de Militantes” de la HOAC. Hoy, el Movimiento Cultural Cristiano, se siente muy honrado publicando esas reflexiones militantes cristianas en este libro. En una realidad donde la gran mayoría de los cristianos ya no se plantean la conversión ni la militancia, estimamos muy necesario plantear ambas cuestiones. ¿Se puede ser cristiano sin ellas? ¿Qué ha sido de las grandes órdenes religiosas que durante mas de dos siglos no nos plantearon mas que la vida militante? ¿Y de las asociaciones de laicos que no cesaron de gritárnoslo en todo ese tiempo?

No cabe duda que Rovirosa no planteó otro cristianismo, lo que nos ha llevado a reeditar sus libros, en la seguridad de que su entusiasmante cristianismo era porque se enraizaba en la conversión y la vida militante.

Y así, el cristianismo sigue siendo entusiasmante, de otra manera ni “chicha ni limoná”, por la sencilla razón de que no es cristianismo de Cristo.

A vosotros, jóvenes cristianos o sacerdotes y religiosos de hoy, nos es muy grato presentaros a Rovirosa. Un día él nos acompañó a la conversión y a la militancia; hoy os quiere acompañar a vosotros.

Escuchadle.

Fdo: Julián Gómez del Castillo
(De los grupos iniciales de la HOAC y del MCC)

Título:
MILITANTES OBREROS.
Sección:
Cultura
Autor:
Guillermo Rovirosa
Colaboración Económica:
3 € (2 tomos. 248 páginas)
Edita:
Voz de los sin Voz


Lo puedes adquirir en:

 

El pensamiento personalista de Rovirosa

PRESENTACIÓN:

El pensamiento personalista de RovirosaEl presente trabajo, sobre el pensamiento personalista de Guillermo Rovirosa, creemos que es una magnífica lección para las generaciones militantes actuales y para las venideras.

Pero ambas se pueden preguntar, ¿quién fue Guillermo Rovirosa? Responder a esta pregunta nos compromete a editar un cuaderno similar a este, planteando la biografía de Rovirosa, de forma que esté al alcance económico de cualquiera. Pero mientras llega ese folleto digamos unas palabras que intenten hacer una semblanza de Rovirosa para situación de nuestros lectores.

Nació Rovirosa en Villanueva y Geltrú. Estudió la carrera de ingeniero industrial y se sintió llamado a la investigación, para lo que demostró a lo largo de su vida que tenía cualidades mucho mas a que normales. Abandonó de joven la Iglesia hasta que pasados los años, trabajando en París, escuchó al cardenal de la capital francesa un sermón y se sintió situado frente a la afirmación del príncipe de la Iglesia, que había manifestado la dificultad de combatir a Jesucristo conociéndole. De ahí partió un proceso existencial en Rovirosa que terminaría en su segunda primera comunión.

Siguió a esos hechos un proceso de profundización en el conocimiento de Cristo que ya no terminaría en toda su vida. Durante la guerra civil española le harían sus compañeros de trabajo presidente del comité de empresa y se dedicaría a sus tareas profesionales y a estudiar en la biblioteca de Fomento Social, que, al menos, en gran parte, él había salvado.

Al finalizar la guerra se vería condenado a varios años de cárcel, impuestos por el franquismo como consecuencia de la estimación de sus compañeros de trabajo. Participará, bajo custodia policial, en el montaje de las instalaciones del Instituto Torres Quevedo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, lo que le ayudaría a recobrar la libertad.

Ve con claridad que debe entrenar su vida al servicio de Cristo en su Iglesia por la que sintió siempre un gran amor, como la gran mayoría de los conversos, lo que le evitó compartir los planteamientos del catolicismo social de la época, en el que tanta importancia tuvo el que sería más tarde cardenal Herrera Oria. Creemos que es la idea del protagonismo de la persona humana, junto con la misión de  los pobres en el Evangelio, lo que le decide a lanzarse al apostolado obrero. Después de haberle tratado muchos años, no nos cabe duda de que, su amor a la clase obrera, fue por ser, entonces, en la historia, la clase de los pobres.

Sería el real fundador de la HOAC, partiendo de la base jurídica que proporcionó la jerarquía de la Iglesia al promulgar las “Normas de especialización del apostolado obrero”.

Y es en la HOAC donde se entrega a la tarea apostólica, con todo su ser, el que pudo ser graninvestigador. Allí vivirá un proceso creciente de disminución de necesidades, abrazado con la pobreza evangélica, por razón de comunión con Dios y con los hermanos, y de su propia libertad. En ella sufriría la viudedad en vida de su esposa y en ella le tocaría sufrir, con toda alegría, la persecución de las personas por las que él hubiera dado la vida. “No se defiende un hi­jo de su Madre”, dirá cuando llegó la persecución desde dentro de la Iglesia, y se opuso a que otros le defendieran.

El verano anterior a su muerte aceptará la presidencia de la “Editorial ZYX” como instrumento de evanaelización, esta vez bajo la propia responsabilidad jurídico‑legal de los promotores, que fueron con él don Tomás Malagón, don Luis Capi­lla, Jacinto Martín, Teófilo Pérez Rey y Julián Gómez del Castillo. La razón de ser de este nuevo instrumento apostólico fue continuar la línea apostólica que se intentaba, ya entonces, hacer desaparecer en las organizaciones apostólicas o­breras.

Cuarenta y ocho horas mas tarde de presentar Guillermo Rovirosa el primer libro de ZYX, “¿De quien es la empresa?”, del que él era autor, en el Colegio Ma­yor Antonio Rivera, de Madrid, sufrirá la trombosis que acabaría con su vida.

Verdadero inspirador de todo el apostolado obrero en España, desde 1946 hasta su muerte, la promoción de la militancia obrera actual, insuficiente a todas luces por la actitud de las organizaciones históricas, no se podrá explicar sin su ac­ción. Algún día, cuando los “escaladores” actuales se hayan situado del todo, es posible que se escriba esa historia que, hasta entonces la derecha ni se planteará el escribirla y la izquierda oficial procurará que no se haga.

Julián Gómez del Castillo (Amigo de Rovirosa)

 

Título:
EL PENSAMIENTO PERSONALISTA
de ROVIROSA.

Sección:
Cultura
Autor:
Guillermo Rovirosa
Colaboración Económica:
0,30 €
Edita:
Voz de los sin Voz


Lo puedes adquirir en:

 

El Fenerismo

PRESENTACIÓN:

El FenerismoCuando el imperialismo transnacional, sostenido en el neoliberalismo, ha cargado sobre la humanidad la opresión mayor que conoce la Historia,

el hambre para 3/4 partes de los hermanos,

y además se siente vencedor exclusivo en el terreno económico, donde hasta los que somos hijos del Crucificado le damos el sí, al menos en el hemisferio Norte, divulgar esta crucial obra de Guillermo Rovirosa, que es el FENERISMO, es poner en manos de las nuevas generaciones unas páginas de reflexión sobre el corazón del sistema. Se habla de deuda externa cuando no existe tal DEUDA, al menos, en la gran mayoría de los casos. Es el sistema económico carroñero que generó el liberalismo y recreó el neoliberalismo, triunfante en la II Guerra Mundial, el que por obra y gracia de la norma, interés, hace que los empobrecidos paguen sus deudas 4 o 5 veces y sigan debiendo la totalidad. No existe deuda externa, existe USURA, con el agravante de que los usureros están respaldados por el poder político, militar y cultural y, lógicamente, tienen ellos el económico.

El dinero no produce dinero; sólo el trabajo genera riqueza, y mientras esto no sea reconocido seguirán haciéndose robos como los de la mal llamada “deuda externa”.

Una reflexión sobre EL FENERISMO nos llevará a profundizar en las causas del mayor crimen de la Historia. Más de 60 millones de personas morirán este año por la usura.

Julián Gómez del Castillo
Responsable de Publicaciones Voz de los sin Voz

Título:
EL FENERISMO
Sección:
Economía
Autor:
Guillermo Rovirosa
Colaboración Económica:
0,50 €
Edita:
Voz de los sin Voz


Lo puedes adquirir en:

 

¿De quién es la empresa?

PRESENTACIÓN:

¿De quién es la empresa?En febrero de 1964, Guillermo Rovirosa presentaba en el “Colegio Mayor Antonio Rivera”, de Madrid, este libro; pocos días des­pués, moría. Con el libro nacía la “Editorial ZYX” presidida por él. ZYX editó y vendió mas de 20.000 ejemplares de este título, to­do un récord en este tipo de publicación en aquellos tiempos… y en estos.

El MOVIMIENTO CULTURAL CRISTIANO lo reedita hoy dentro de ese proceso que se ha marcado de publicar todas las obras de Guillermo Rovirosa, de forma que hagamos posible que se le conozca no por lo que digan o escriban los que no le conocieron, sino que se haga a través de sus propios escritos, que entendemos que es la mejor manera de conocer su pensamiento, a pesar de aquello que el repetía tanto: la pluma siempre traiciona el pensamiento del que escribe.

Tenía Rovirosa la idea de que la “Editorial ZYX” fuera la HOAC real. Corrían entonces por las organizaciones de apostolado obrero de España coordenadas activas poco tranquilizadoras. Por una parte, se intentaba, desde el integrismo religioso, subordinar la acción misionera de las mismas a las exigencias del franquismo. “La HOAC es un grave error político”, había escrito 17 años antes un personaje del “Movimiento Nacional” y, las cosas, con el tiempo, se habían agravado. Algo similar a lo que, cambiando las formas, pretenden a­       hora izquierda oficial y neoliberales. También entonces comenzaba a generarse la actitud “sanguijuela” del marxismo y similares sobre las organizaciones apostólicas obreras, táctica que alcanzaría su máxima expresión en la desaparición de algunas de ellas para conver tirse en sindicatos y partidos políticos; en la ruptura de otras, en la desviación de algunas y en el nacimiento de la corriente progre­sista oficial, caracterizada por su injusta y sistemática critica a lo eclesial y su servilismo con lo político oficial, no pocas veces teñido de intereses económicos. Así nació ZYX como pionera de las organizaciones de apostolado privado, de forma que la corriente que encabezó Rovirosa no cayó ni en la tentación integrista ni en la progresista, hasta que la politiquería promarxista la rompió.

Fue en este contexto en el que apareció “¿DE QUIEN ES LA EMPRE SA?”. Estimamos que no sólo no ha perdido actualidad sino que la ha ganado. En este final de los ochenta, cuando el socialismo de Esta­do busca sus soluciones económicas en el imperialismo transnacional, es más necesario que nunca potenciar experiencias y reflexión enca­minadas a abrir caminos económicos de paz que, lógicamente, no pueden encontrarse en las formas mas agresivas que ha conocido la his­toria de la humanidad y que no son otras que las que ha construido este sistema neocapitalista, verdadero artífice del drama Norte­- Sur, que ocasiona la muerte por hambre de 2/3 de la población mundial.

Si el poeta pudo decir que “se hace camino al andar”, quizás eso sea mas necesario que en ningún otro, en el plano económico. Cuando destacados investigadores no dudan en decir que los monstruos de los conglomerados multinacionales, verdaderos dictadores de la eco­nomía mundial, son responsables, por puro lucro económico, hasta de impedir el combate contra la enfermedad y el dolor humanos, no se puede permanecer impasibles ante lo que acontece en la economía.

Rovirosa puso en tela de juicio la concepción y el ordenamiento jurídico de la economía. El titulo que hoy presentamos no deja lu­gar a dudas. Y nunca lo hacía para CONCERTAR, sino para “cambiarle desde los cimientos”. Hoy, esto es más necesario que nunca. Cuando se derrumba el socialismo de Estado por la irreversible crisis de su economía; cuando las Internacionales obreras no dudan en plegar­se al enemigo a través de la concertación, aceptando el papel de cipayos que les asignan a cambio; cuando la cultura neoliberal insolidaria coloniza las mentes desde que la persona niño empieza a uti­lizar el primer juguete, no debemos pasar por la vida sin plantearnos un sistema económico distinto, sustantivamente, del de la ley de la selva que nos gobierna.

Y esto es especialmente importante para los pueblos del Tercer Mundo, donde la vida militante es exigencia de la existencia coti­diana humana y honrada. En nuestro Primer Mundo ya enrarece el ai­re de nuestro vivir la defensa de los intereses que genera la co­rrupción. Con profunda esperanza en que nuestros hermanos hambrientos tomen conciencia de que el problema del sistema económico no es cuestión de parches sino de raíces, cerramos esta presentación.

 El responsable de Publicaciones del M.C.C.

 

Título:
¿DE QUIÉN ES LA EMPRESA?
Sección:
Economía
Autor:
Guillermo Rovirosa
Colaboración Económica:
0,75 €
Edita:
Voz de los sin Voz


 

Lo puedes adquirir en:

La virtud de escuchar

PRESENTACIÓN:La virtud de escuchar

Este libro contiene tres escritos: RASGOS AUTOBIOGRÁFICOS. LA VIRTUD DE ESCUCHAR. ELOGIO DE LA PANDILLA.

Escribimos estas líneas introductorias desde la devoción a quien, en vida, reconocimos como modelo de virtudes heroicas, y lo hacemos en un momento en que comienza a hablarse de la posible introducción en la Iglesia de su proceso de beatificación.

Rovirosa era sorprendente en su santidad y en su original discurrir. ¡Cómo sorprende, a quienes nos sentimos tantas veces escuchados y acogidos por él, leer (y oirle en vida) que nunca escuchó a nadie, cuando tantas horas estuvo atento a nosotros, pobres diablos a su lado entonces y ahora! Nosotros, que le vimos en tantas charlas y cursillos repetir e interpretar correctamente cuanto los asistentes habían dicho; nosotros, atraídos siempre por su mirada, penetrante como un cuchillo pero dulce, suave y cálida como la luz de la aurora. Y tantos otros dirían lo mismo…

Su humildad le lleva, ciertamente, a VER que no escuchó a nadie; pero por su vida, más aún que por sus palabras, sabemos de su CONSTANTE ESCUCHAR DE LA VERDAD que le lleva a Jesucristo, de su escucha a Cristo que le lleva al seno de la Iglesia, de su escucha a Cristo y a la Iglesia que le lleva a la escucha de los pobres (que mientras él vivió coincidían sociológicamente en nuestro país con los obreros).

Pasó los años posteriores a su conversión escuchando esas tres voces: JESUCRISTO, LA IGLESIA, LOS POBRES. Ser militante obrero, hijo y apóstol de la Iglesia sin caer en la acepción de personas y fiel a Jesucristo constituían para él, aspectos de una única realidad. El sabía que ninguna justicia humana puede ser auténtica si no está en línea con la Justicia del Reno de Dios, que la trasmisión de la Palabra Salvadora está garantizada en la Iglesia y que solamente la aceptación por los pobres, en su corazón en su mente y en su vida, de esa Palabra Salvadora, puede vencer la explotación y la degradación humana a que se ven sometidos.

Quien no busque LA VERDAD CON CORAZÓN LIMPIO, que no lea a Rovirosa (ni a Cristo). Hay mucha profundidad para ojos con legañas de espiritualismo o de progresismo al uso.

Hoy presentamos, en el Movimiento Cultural Cristiano, tres escritos de Guillermo Rovirosa. El más importante es el segundo: “La virtud de escuchar”. Es del año 1962, cuando Rovirosa está llegando al cenit de su vida contemplativa. Pensado, mecanografiado, fotocopiado, encuadernado y enviado por él, desde Montserrat, a sus amigos como efusión y regalo personal, es el que ha inspirado las líneas que anteceden.

El primer escrito es una autobiografía (hasta los primeros años cincuenta) para una revista francesa de espiritualidad que se le pidió como testimonio. Debe completarse con lo que él mismo escribe, por el año 61, en su libro “Judas”; pero es suficiente para dar cuenta de la virilidad y seriedad de su conversión.

El tercero, “La Pandilla”, está incompleto. Son unos apuntes de 1963 para una posterior redacción que la llamada del Señor no le dejó desarrollar. Quienes le oímos de palabra el tema sabemos que le faltan dos partes: la explanación de la Pandilla de Cristo y de la Pandilla Cristiana. No obstante, el escrito es utilísimo para conocer con qué seriedad tomaba Rovirosa las realidades y psicología humanas (actitud que también aparece en “La virtud de escuchar”), convencido de que tenían por origen al mismo Dios y Padre. El aborrecía, por inauténtica, toda religiosidad desencarnada y deshumanizada, y quería para los cristianos una simbiosis perfecta, como en Cristo-Dios-hombre, entre las cualidades y perfecciones humanas y la Gracia y virtudes sobrenaturales, nunca destructoras sino perfeccionantes de lo verdaderamente humano. De ahí que quisiese para los grupo cristianos la amistad, la espontaneidad y el espíritu de riesgo de la pandilla humana.

Escuchemos, pues, a quien tan bien supo escuchar.

Título:
LA VIRTUD DE ESCUCHAR.
Sección:
Cultura
Autor:
Guillermo Rovirosa
Colaboración Económica:
0,90 €
Edita:
Voz de los sin Voz


Lo puedes adquirir en: